LA DISTANCIA

LA DISTANCIA
Al entrar en aquel bar a mil kilómetros de mi casa sentí una mirada que me observaba busqué sus ojos y allí estaba él, un hombre de unos cincuenta años con traje , seguro de si mismo, su mirada era la de alguien que propone y a la vez reta, me sentí totalmente cautivada e intenté retirar mi vista hacia el otro lado.
Me tome un café y seguí mi camino tenía mucho que ver en la ciudad, además, era un tipo de hombre que una podía encontrarse, seguramente, en cualquier parte.
Mi marido estaba trabajando y yo le había acompañado en ese viaje , presentaba un gran proyecto y yo era su apoyo, apesar de todo nuestra relación hacia aguas, desde hacía ya algunos años.
En el fondo teníamos una relación de cariño y cómoda, nos respetábamos y no preguntábamos pero cuando uno necesitaba al otro sin dudarlo allí estábamos, en el fondo como muchos matrimonios .
Seguí paseando por la ciudad dejándome envolver por su gente, por sus olores ,por sus costumbres, lo cierto era que descubrir lugares y personas nuevas me hacía sentir muy bien. Pasé el día de allí para allá y de vez en cuando pensaba en aquel hombre que me había encontrado, me había roto mi orden de confort . Cuando empezó a oscurecer mi marido me llamó y quedamos en el hotel.
Me sugirió ir a una fiesta que daba el propietario de la compañía con la que estaba negociando y yo como siempre no puse ninguna objeción , me arreglé y nos marchamos.
Un coche nos esperaba en la puerta y nos condujo atraves de toda la costa a la impresionante mansión donde nos esperaban, salimos del coche y una doncella nos llevó dentro, allí estaba el presidente de la compañía , un hombre elegante, de unos 70 años, enseguida nos presentaron a los demás invitados entonces se abrieron las puertas y apareció una bellísima mujer de la mano de un hombre impecable, Él si, era él .
Yo noté como me sonrojaba apesar de mi edad y nos presentaron, enseguida su esposa cogió del brazo a mi marido para ofrecerle ir a la mesa y entonces …. El …. me tomó la mano y me ofreció seguirlos.
Pasamos una velada tranquila hablando de nuestros países y costumbres, al acabar salimos al jardín a tomar el café .
Yo me disculpe y fui al baño, al salir él estaba fuera y se ofreció a acompañarme, yo me sentía tan excitada, fuera de control, no me conocía e intenté esquivar su mirada.
Tras la velada nos despedimos y volvimos al hotel .
A la mañana siguiente mi marido se marchó y yo decidí salir a pasear, al llegar a la recepción me dijeron que un coche me esperaba para enseñarme la cuidad, el Sr.Miller lo había enviado …él!
El chofer me llevo por toda la ciudad y al llegar el mediodía mi marido me llamó para almorzar juntos y me citó en el privado de un Club, al llegar el maitre me llevó hasta la mesa y al entrar en la pequeña sala estaba él sentado, lo saludé y me senté delante, sonó el teléfono y mi marido dijo que lo sentía que no podía llegar a comer.
Así que allí estaba yo ,nerviosa, sin saber muy bien que hacer, podía haberme marchado con cualquier excusa, pero no quería hacerlo.
Nuestras miradas se encontraron y esta vez de una forma más profunda, pedimos la comida y empezó La Ronda de preguntas absurdas, que muy correctamente fuimos contestando. Los dos sabíamos que había algo muy intenso que nos atraía, pero los dos intentábamos que no surgiera nada que pudiera encenderlo. Acabamos y el me acompañó al hotel.
Pasamos la noche paseando mi marido y yo, no estaba muy atenta a lo que me explicaba , pero como siempre hice un buen papel.
Al día siguiente ya nos marchábamos a casa, así que mientras mi marido se duchaba yo hacía el equipaje, entonces sonó mi teléfono, era un número desconocido, contesté y detrás un silencio, pregunté y escuché una voz
-Lucía?
-Si soy yo, quien habla?
-Andrew.
Yo me sonroje como una niña
El dijo
-Quiero verte antes de irte
-Es imposible
-No lo es,lo sabes.
-Es mejor que no hablemos más
-Lo sé, pero me niego a no verte más.
-Yo vuelvo a mi país,es una locura absurda.
-Estoy abajo, te espero.
El teléfono se cortó .
Lucía estaba nerviosa, quería bajar corriendo, pero sabía que si lo hacía podría entrar en una rueda peligrosa y su vida en ese momento era fácil .
No bajó y se preparó para marcharse al aeropuerto.
Cogieron el avión y se fueron rumbo a casa, a la realidad, a sus costumbres.
Al cabo de unos días ella seguía pensando en él y no sabía cómo gestionar todo aquello, desgraciadamente no podía explicarlo pues cualquiera podía traicionarla .
Pasados unos días su teléfono sonó
-Hola
-Hola
-Porque no bajaste?
-Creo que estaba fuera de lugar, no nos conocemos y los dos tenemos una vida.
-Lo se, pero solo te pedí 5 minutos
-Te parecerá poco, pero no te los concedí y aún así estamos atrapados
-No, es algo muy fuerte y lo sé desde el día que te vi en aquel bar
-Es absurdo… porfavor!
-Lo sé también, no se que me ha pasado
-ya, yo tampoco….(silencio) Es mejor que lo dejemos así , de verdad, todo pasará .
-Tienes razón
Colgó el teléfono .
Pasaron los días y los meses y ella no podía olvidarlo, entonces su marido le propuso volver a Boston y Lucía dijo que no podía acompañarlo. El marchó solo.
Ella se ahogaba pensando que podía haberlo vuelto a ver, pero en realidad …era lo mejor para los dos.
No podía imaginar que alguien se hubiera enamorado de ella, era imposible , no la conocía, no sabía nada de su historia.
De repente sonó el teléfono
-Lucía
-Dime
-quiero verte, no has venido, así que tengo que ver cómo puedo organizarme.
-Pero porque quieres verme, estamos complicándolo todo, no me conoces, no sabes nada de mi!!
-se lo que veo y conozco lo que siento, y para que me entiendas debemos vernos.
-será difícil la verdad
-No creo, estoy en tu puerta, abre.
Ella estaba entre emocionada y asustada pero con ganas de abrir la puerta.
Abrió y allí estaba él ,un caballero , elegante, desprendía amor en todos sus gestos.
Entró y nos sentamos a charlar, primero todo fueron reproches por mi parte, acusándole de invadirme y de mil cosas mas .
Me levanté y me acerqué a la cornisa de la chimenea y él siguió hablando entonces al girarme el me besó.
Yo no sentía aquella sensación desde hacía años, quise apartarme pero no realmente no quería y sucumbí en aquel beso.
Nos miramos y entonces él me dió la mano con sumo cuidado y me sentó junto a él con un indescriptible respeto.
-Lucía, yo no amo a mi mujer, pero no puedo dejarla, aunque no soy feliz hace mucho, mucho tiempo.
Ella es una mujer estupenda pero el amor se acabó y yo siempre la he respetado, es hermosa y culta aunque se que ella tampoco es feliz
-Andrew a todos después de muchos años nos suele suceder lo mismo, el cariño existe pero la pasión se fue y debemos vivir con eso, asi es la vida
-Lo se Lucía, pero me niego, ni siquiera se como gestionar mis sentimientos ahora ,pero lo que si se ,es que quiero estar cerca de ti .
-Andrew hay algo en mi que no conoces y que no te gustaría así que es mejor que te vayas, de verdad
-Pero que es, estoy seguro de que no será tan terrible, dímelo
-No puedo, márchate y se feliz con tu mujer todo lo que puedas, ella es hermosa y te quiere, ámala
Lucía abrió la puerta y le dió un beso en la mejilla y cerró .
Como alguien iba a quererla? A ella?
Lo mejor era no tentar al destino y seguir en su espacio de confort.
Los meses pasaron y un día su marido llegó a casa y le explicó que Andrew había tenido un accidente muy grave y que seguramente perdería un brazo, entonces ella no encontraba de que manera poder hablar con él ,para ir hasta allí, era terrible, quería verlo, necesitaba verlo!
Paso un tiempo y decidió llamarlo
-Andrew?
-Si
-Como estas, he pensado mucho en ti
-Yo también en nosotros y en lo que quiero, casi muero, eso me ha hecho valorar cada segundo que vivo
-he pensado mucho y tengo que explicarte algo, crees que podríamos vernos
-Si claro, en unos días viajó a Barcelona, te avisaré , te dejo entro en una reunión.
-De acuerdo
Pasados 15 días el la llamó y quedaron en su hotel.
Ella estaba espectacular y al entrar, el recepcionista le indicó que la esperaban en el restaurante, ella se dirigió hacia el bar y allí estaba él, como siempre espectacular le besó la mano y le retiró la silla .
-Bien pues aquí estamos, afortunadamente(dijo el)
-pues si afortunadamente . Andrew he pensado mucho en estos días,
Pensaba en que no te dije porque no quería estar contigo, porque no quería salir de mi espacio y en que si te perdía habría perdido lo que más me hacía sentir viva desde aquel día en Boston cuando tu mirada busco la mía por casualidad .
-Yo también, siempre he sido consciente que la vida es muy frágil y nunca he querido hacer daño a nadie, pero estos días me he preguntado si hacer felices a los demás dejando de serlo tú, tiene sentido?
-Andrew, debo explicarte algo…
Yo no puedo estar contigo, tienes una mujer hermosa, llena de vida y con un cuerpo estupendo y yo…..
-Calla, no debes explicarme nada-
-Si si debes saberlo todo. Yo tuve un cancer de mama en el cual perdí el pecho y eso me ha convertido en una mujer muy frágil a la hora de amar, tu no sabes lo que es eso, tú mujer es físicamente perfecta y yo no estoy a la altura. Así que ahora ya lo sabes, yo no soy la que imaginas , así que te pido que no tengas pena y me dejes marchar para intentar volver a mi vida.
-Lucía, primero decirte que eres una mujer bellísima, inteligente, sexy y llena de amor para dar. A mi no me importa que te falte un pecho o dos, yo me he enamorado de ti y eso no semide con altura,peso, raza o formas, yo te amo a ti como eres porque tus ojos son tu alma y nuestras almas se encontraron en medio de un caos de mundo.
-Si pero si lo hubieras sabido antes no me hubieras besado ni siquiera
-tú crees eso de verdad?
-Si si lo creo asi
-Esta bien, tú sola te desmereces, si quieres vivir así , si no quieres que seamos felices juntos tú tomas la decisión .
-tú te enamoraste de alguien perfecto y yo te he desengañado no lo ocultes. Adiós
Ella se marchó llorando y reprochándose a sí misma su cuerpo imperfecto.
Al llegar a casa su marido le preguntó donde había estado y ella mintió ,entonces al desnudarse volvió a fijarse en que su marido giraba la mirada una vez más,…. como iba nadie a mirarla !Como nadie iba a amarla !
Pasaron los días y en un momento de reflexión ella le dijo a su marido
-para ti cambie mucho tras la operación verdad?
-No cariño, no le des vueltas
Y siguió leyendo sin mirarla
-Pero tú me encuentras sexy?
-Bueno …. si mujer, claro, tranquila
-Pero la mujer del Sr. Miller es más sexy que yo verdad?
-ah por cierto, sabes que antes de ir de viaje su marido me llamó para preguntarme por el médico que te operó? Pero finalmente no le hizo falta a su hermana, que suerte.
-Como? Los Miller lo sabían!
-Ah si, no me acorde de explicártelo.
Lucía se quedó inmóvil , ¿lo sabía?
Al día siguiente cuando se quedó sola lo llamó
-Andrew quiero verte?
-De acuerdo la semana próxima estaré allí
Los días pasaron interminables y se citaron de nuevo.
-Hola Andrew quería tanto verte
-Hola Lucía yo también ,dime, que ha cambiado?
-Tú lo sabias cuando nos presentaron?
-Si ….Lo sabía en el Bar cuando te vi por primera vez, ya te había visto en una foto
-Entonces?
-Que?
-De verdad no te importó que no tuviera un pecho?
-No
El se levantó y la besó con pasión como la primera vez que besas a alguien a quien deseas con todas tus fuerzas, se levantaron y fueron a la habitación y allí tras la puerta descubrieron de nuevo lo que era amar sin preguntas ni excusas.
El la besó en cada parte de su cuerpo y le dijo
-Te agradezco la fortaleza que has tenido, lo valiente que eres, la belleza con que cuidas cada gesto y el que gracias a todo esto que has pasado y luchado nos haya regalado el destino volver a enamorarnos. Soy un hombre privilegiado de tener cerca de mi a alguien de tu fortaleza y eso me hace sentir vivo.
Eres ejemplo de superación, de ilusión y de ayuda a los demás.
Y me gustaría compartir el resto de mi vida contigo.
-Andrew (dijo ella llorando) desde que me pasó mi enfermedad, pensé que ya no tenía el derecho de volverme a sentir sexy, el derecho de que alguien me amara de nuevo, tú me has devuelto la ilusión, estoy agradecida a mi marido que me acompañó en este camino y que intentó con su buen hacer el hacerme sentirme bien cada día, pero que olvidó el amarme como mujer .
Solo puedo dar gracias a la vida y al destino y saber y entender
“Que hemos de ser agradecidos con el destino, agradecidos con quienes nos acompañan en el camino, pero aún así no debemos olvidarnos que el camino que debemos andar es solo nuestro y que amar no depende de la perfección porque amar es algo más importante que surge como un rayo de Sol en cada amanecer .Vivir es una gran aventura “
-La Dama del guante Blanco-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s