SURFEAR CON LA VIDA

SURFEAR CON LA VIDA

Se levantó aquella mañana pensando en que la vida le arrastraba una vez más a hacer cosas que no tenía ganas.

En una trabajo que le ocupaba todo el día y le hacía sentir mal.

En una relación totalmente deteriorada donde ya no cabía ,

ni el cariño ni la pasión.

Su vida era como una gran tormenta y no sabía donde refugiarse.

Aquella mañana mientras trabajaba empezó a encontrarse mal y de golpe perdió la consciencia, no sabe cuanto tiempo pasó pero se despertó en un hospital con muchos cables alrededor, el médico y la enfermera le observaban y mirándolos de forma sorprendente les pregunto?

-He estado a punto de morir verdad? Lo se porque nunca me había despertado tan feliz desde mi niñez.

-Esta vez ha sido un susto, quizás la próxima vez no tenga tanta suerte.

El día que salió del hospital le dijo a su mujer que le llevara a una dirección, cuando llegaron a la puerta del lugar delante Del Mar, ponía.

“ESCUELA PARA SURFEAR”

-Soy Pablo, ya estoy aquí después de tantos días de hablar, tengo el ok del médico y las ganas de vivir, vamos a ello!

Salió un hombre con una gran sonrisa y le dijo:

-Bienvenido a la vida Pablo vamos en busca de tu ola y cuando aprendas a sujetarte en la cresta podrás deslizarte por ella con equilibrio, seguridad y consciencia de que puedes caerte pero aún así disfrutarás de estar arriba.

-Pablo vamos a SURFEAR CON LA VIDA.!!

Pasado un tiempo le explicó a su mujer que había soñado mientras sufrió el ataque, que estaba en el mar intentando sobrevivir a una gran tormenta sin tener ya fuerzas para seguir a flote y de repente vió una tabla de surf flotando, la cogió se apoyó en ella, descansó y empezó a salir el sol.

Se subió en ella y sin saber como se encontró feliz y libre surfeando una gran ola.

En ese instante miró atrás y la gran tormenta había quedado ya a su espalda.

Nuestro corazón tiene la respuesta, en ocasiones no debemos cargar con la frustración y vivir con desesperanza, tan solo debemos saber cómo “SURFEAR “en nuestra vida buscando momentos de felicidad, para compensar el desequilibrio y así tener la posibilidad de ordenar o cambiar.

Virginia Dröm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s